miércoles, enero 10, 2007

Crónica RHPS. Episodio 12. Capítulo 2.



En busca de Eldorado.

Buf... no sabía yo que localizar en pleno mes de Diciembre, a las puertas de las Navidades un par de botes de spray dorado fuese tan difícil... CUATRO (4) son en total las localizaciones que Lady Dramakuin ha tenido que recorrerse hasta dar con ellos de una vez!

Evidentemente, un domingo, día 10 de Diciembre, a esas horas de la tarde, es IMPOSIBLE correr por las calles del centro de Madrid, así que ella respira cual pre-mamá, para no sufrir un ataque de ansiedad y agorafobia entre tanta gente y emprenderla a patadas y puñetazos con todo aquel que se cruce en su camino de vuelta a La Boite...

Una vez en la Sala y comprobado que ya está prácticamente todo montado y que toda la plantilla, excepto Míster X, evidentemente, está ya medio lista, Lady Dramakuin toma un poco de aire y se dedica a supervisar que todo esté en su sitio, como cada domingo... Aunque para sí aún piensa cómo apañárselas para que a X le dé tiempo a pintarse unos nuevos gallumbos y botas de dorado y, además... cómo narices vestirle de Transylvano??? Comienza el rastreo en busca de algún que otro trapito que le pueda servir al grandullón.

Antes de empezar la función, la sesión de maquillaje de Lord Caba para ser caracterizado como Frank-N-Furter, tiene lugar en un camerino más concurrido que el de los Hermanos Marx (aún no entiendo por qué, al fin y al cabo, este domingo no éramos tantos...) entre empujones, manotazos, trazos imperfectos, borrones, suspiros, más suspiros y un Lord Caba más nervioso que de costumbre, pendiente en todo momento de Anita Bang-Bang, su mamá, que este domingo nos acompañaba como Transylvana Invitada.

Demasiado tarde para mantener la calma, Míster X sigue sin aparecer, hasta que a Lord Caba (maquillado por fin!) se le ocurre subir a comprobar si la puerta de La Boite está cerrada. A estas alturas de la historia, os comento que el timbre por lo general no funciona, y no es la primera vez que alguien se queda en la calle esperando a que alguien de dentro le abra... Y precisamente este ha sido el caso de X.

Si no teníamos ya suficiente con el Incidente del Vestuario Desaparecido, perdemos media hora más de nuestro precioso tiempo, con él al borde de la congelación, y sin que nadie le abra la puerta de la sala para poder entrar... ay, señor, señor...

Al menos, tras el rastreo y búsqueda desesperada de vestuario, como dicen que quien busca halla, pues he aquí que entre una peluca de Anita Bang-Bang, unos pantalones que encontramos en el suelo del camerino, una corbatita, las gafas de sol de Eddie y la chaquetita de Lord Caba, en la que increíblemente al fin pudimos meter a Míster X sin necesidad de untarle con mantequilla, tuvimos a nuestro entrañable compañero vestidito para la ocasión, dando como resultado una mezcla entre Julia Otero y los Sigue Sigue Sputnik la mar de cañí.... La prueba, la tenéis ahí abajo, a la izquierda...





Felizmente, comprobamos que el spray dorado se seca en un tiempo récord y, milagrosamente, X pudo actuar completamente vestido...


Próximo capítulo: Cuando las boas y pelucas cobran vida y la tierra no obedece al grito de "Trágame!!!"

3 comentarios:

Sergei dijo...

A mí más bien me parece una mezcla entre Billy Idol y Tina Turner :D

Janet Weiss dijo...

También, también...
:-DDDD

Alguien se atreve con más parecidos razonables????

Ánimo y posteen, amigos, que sé que nos visitan pero son demasiados tímidos para saludar, hum???

Ghostito dijo...

A mí me recuerda a un macarra de instituto de algún manga, sin duda, yo no me atrevería a pasar con mi tartera por delante suyo.